Juan de Mairena

-Señor Gonzálvez.
-Presente.
-Respóndame sin titubear. ¿Se puede comer judías con tomate? (El maestro mira atentamente a su reloj.)
-¡Claro que sí!
-¿Y tomate con judías?
-También.
-¿Y judíos con tomate?
-Eso… no estaría bien.
-¡Claro! Sería un caso de antropofagia. Pero siempre se podrá comer tomate con judíos. ¿No es cierto?
-Eso…
-Reflexione un momento.
-Eso, no.
El chico ha comprendido la pregunta.
-Que me traigan una cabeza de burro para este niño.

Acerca de Miguel Lacruz

Gijón, Asturias, España, 1963
Esta entrada fue publicada en Miscelánea. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s